Deseo de estar solo

Photo by LT Chan on Pexels.com

Aunque se deshiele un caniche en tu vientre,

aunque sonrías ubérrimo a la cámara,

pese a esa galleta de mar llamada “luna”,

pese a que te apartes aristocrático de este Imperio de pingajos,

en el fondo, la añoranza de soledad y olvido permanece,

y más allá de cualquier cosa, subsiste el brutal deseo de estar solo.

Disuelto en un ácido vinagre de supermercado barato

como el ladrido que meas, enfermo, sin gloria o maquillaje.

Aunque tu soledad no sea un jaguar que derribas a puñetazos,

es tu avitaminosis, la energía en los ojos de tu tumba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s