De lo moderno, lo antiguo y el arcón del cielo, o lírica del pato mareado

De lo moderno, lo antiguo y el arcón del cielo, o lírica del pato mareado De "El falso aristócrata" (I) El Orden que deseo conspira a favor del cielo estrellado y deniega el Fu-Man-Chú de ese vegetar frente a la Playstation, y se burla de la avasalladora recepción pública de poetas deshuesados, o contra ese… Sigue leyendo De lo moderno, lo antiguo y el arcón del cielo, o lírica del pato mareado

¡Don Nepomuceno Cagaliere me ha bloqueado¡ Tengo el corazón destrozado, los huevos apretados ¿Cómo aprenderé ahora el secreto de los corazones? Él es un as de la astronáutica y de los electrones, escribe sobre la propulsión a chorro de los fotones, su lírica explota como bomba de neutrones, un diligente maestro en místicas contemplaciones, un… Sigue leyendo

A DON NEPOMUCENO CAGALIERE Gallipavo senil, gagá y cogotero, meapilas y cagapoquito, gallifante, loquito, de poesía mandril para macacos, andrajo salido de Tele Cinco, empalagoso y baboso, churriguesco, ¡me bloqueaste!, a mi culo la clavaste; pero yo aprecio tu cómico tocino, tu jeta de berza pagafantas, tu inteligencia que no se desgasta, esas boutades con… Sigue leyendo

Dile cosas feas a tu poeta: tienes un seso majara y un alma cutre de peli de serie z. Díselo muy alto, que en la editorial lo oiga desde el bedel hasta el director general. Dile que su poesía es una madriguera de ratas, unas huevas yermas de escorpiones, que sus versos son alta bosta… Sigue leyendo

DON NEPUMOCENO CAGALIERE INSPIRA AL POETA MENOR UNOS RIPIOS DE OCASIÓN Es un profeta bíblico, un sagrado vate, ¿por qué, Dios mío, por qué, me llevé su libro al váter? Ingrata envidia al bodrio mondo y lirondo, a sus sublimes pedos apaciguando el cero. Ay mi fracaso de bardo, el estupor ante lo cantado. De… Sigue leyendo

A DON NEPOMUCENO CAGALIERE Gallipavo senil, gagá y cogotero, meapilas y cagapoquito, loquito, de poesía mandril para macacos, andrajo salido de Tele Cinco, tan empalagoso y baboso, ¡me bloqueaste!, cruel por el culo me la hincaste; pero yo aprecio tu cómico tocino, tu inteligencia que nunca se desgasta esa boutade por la que te llevaste… Sigue leyendo