Amor

El simple afecto no es amor. El amor incluye lo que los filósofos analíticos llaman estados disposicionales, es decir, la disposición o propensión o tendencia o plan hacia cierta conducta reglada (desear su bien, gozar en la comunicación, buscar su cuerpo, amar su libertad, admirar su psique, querer su inmortalidad, etcétera) De ahí que a veces alguien externo observando la conducta pública de otro puede ser mejor juez que el propio interesado acerca de la naturaleza de una relación o de un sentimiento. Si uno solo dispone de un magmático y turbulento complejo emocional y de pocos estándares de comparación y experiencia pudiera o pudiese tomar decisiones erróneas. Caracteres muy opuestos pese a una gran atracción erótica son un muy mal pronóstico. O fundar una familia con precipitación y de modo algo arbitrario. A veces llegué a pensar que el matrimonio de conveniencia entre personas racionales y amables tiene mejor pronóstico que el basado en un sentimiento tan veleidoso, caprichoso, vesánico y efímero como el amor.

Amor que aprueban mis defensas. Amor de tiempo lento y dulce silencio inmóvil. Amor que te sometes tropical a las actividades cotidianas y no a la burda tiranía. Amor de largas estrellas estivales y viento bañado de rocío y música y mármol. Amor ceñido a sombras y lunas que respiran implacables. Amor de laúd que golpea tiernas espaldas, embadurna dientes y camas. Amor de joven belleza en el enrejado rosáceo de la mente. Mansión de amor que conspiras contra contentas pocilgas. Amor que cruza vaguadas y bosques y nunca llega con retraso o tardanza. Rumor alegre de amor en un corredero de luceros y con pujanza de galgos y con novicia niebla.

Muchas veces por no saber de amor creí que nunca viví, que mía es la tara del bastardo, mío el estigma, mía un ánfora vacía de alma, mío un óxido río de petróleo. Vivo dentro de un largo túnel, en una pradera yerma sin súbitas estrellas. No es mi auriga el sedoso Eros. Y rezando mis oraciones apesadumbrado me dirijo a ti Señor: perdóname -te digo- si fui o soy un monstruo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s