Yhavé

Tres pajarillos agónicos caídos del nido.
Una puta que solitaria toma café en el bar.
Una anoréxica en el hospital, que, al ir a defecar en el baño, y debido a la muy débil musculación de su ano, expulsa los intestinos.
Un adolescente que acosan en la escuela brutalmente por bujarrón.
Una madre que llora con lágrimas terribles porque hoy no puede dar nada de comer a sus hijos.
El suicida que mira ansioso las gillettes en la cómoda, a punto.
Oh Dios, neurasténico príncipe trastornado, agudo estiércol que refleja una moribunda luna, espectáculo de terrible tempestad,
me causas hartura oh tú ínsula lejana y extraña.
Me estiro en la cama horas y horas en silencio compacto para oírte
y solo oigo negras rúbricas de espuma manchada de petróleo,
solo oigo húmedos hocicos de basalto,
espinazos de vidrio corruptos,
acrobacias de monos junto al mar,
ginebras sucias y grifos oxidados,
solo oigo un agobio seco de llovizna y fango,
y pechos necrosados y semen rojo de ira.
El Dios hebreo pertenece al estercolero.
Voy a ir al baño a defecarlo.
Si por lo menos hubiera dicha en el más acá…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s