Oración

pexels-photo-2079661.jpeg
Photo by Emre Can on Pexels.com

Señor de la Tempestad, permíteme (como un cazador osado)

pasar la noche entera en la nieve, y soportar ser abrasado por el sol en las montañas.

Dame estudios, alfolís de luz,  y quítame vastos harapos, y prolonga la vida de mi madre.

Y si consulto el hígado de los pájaros que vea en mi corazón Tu sudor en la cruz.

Señor de la Noche, ordena mis inviernos colmados de viandas calientes,

pon luceros a mi estulta voz, peludos cangrejos de mar en los culottes de las hipócritas,

abre los jardines al bulto de los innumerables perfumes, y que mi soledad al lado de la que amo nunca sea terrible.

Señor de las Estrellas, arranca mis ojos y los regalos banales de este mundo

para convertirme en santo y plenamente espiritual, que pueda despertar del sueño y decir:

“Dios está aquí, y no lo sabía” (las aves carroñeras nunca se pavonearán hirsutas sobre mi tumba)

Señor del Libro y el Fuego, Señor del Aire y el Agua, en tu guarida nocturna deseo letargo y clarividencia.

Y morir.

Como árbol plantado a la vera del arroyo

que nunca se marchita.

Y morir en el fruto dulce de tu paladar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s