Poema a la manera de la autoayuda

Photo by Pixabay on Pexels.com

Calicles apostó por el libertinaje.

-«Feliz es el que puede hacer lo que quiere, querido Sócrates».

-«Feliz es el que es bueno, querido Calicles».

Yo soy virtuoso, pero infeliz.

Yo soy pobre, pero feliz.

Yo soy efímero, pero feliz.

Yo tengo amigos, y no los amo.

Yo no tengo mujer, y la amo.

Sopesa, aproxima lo cercano a ti, ni rías ni lloras, comprende.

Porque tener salud es lo mejor para un mortal,

Y haber nacido hermoso por naturaleza,

Tener casa modesta, ser rico sin engaños,

Nada depender ni pedir a los Grandes

Cultivar el jardín, acariciar a mujer cuajada,

Ver brillar el verde esplendor de la hierba,

Las ganas de alabar el sosiego moral,

Haber gozado una juventud entre amigos.

Y el barco sobre la mar

Y el caballo en la montaña

Una respuesta a “Poema a la manera de la autoayuda

Responder a Antonio Rodríguez Miravete. Juntaletras. Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s