Variaciones a un tema de Álvarez

Photo by Andrea Piacquadio on Pexels.com

Queridos, ladies and gentlemen,

a estas alturas de la Historia (si a esta

burricie de risas enlatadas, chucherías

que vomita la pantalla, e insectos sociales

por Madison Avenue y aldeas, puede

llamarse Historia) lo único que queda

es prepararse un Dry Martini,

leer a Nabokov con luz de luna,

que te avise la doméstica a la hora

del crepúsculo, y gastarse 3000 euros

en una escort muy virgen -de Boston-,

muy bella y rubia de 15 años.

Lo detestable del asunto es

que te acusarán de pederastia

y clasismo, y cuando la plebe

se desquite con sus chapuzas insultantes,

no podrás, como Schopenhauer,

dispararles desde la azotea,

alegando que a veces es honroso

hacer tú mismo el trabajo sucio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s