Saber es poder (y saber) comparar

Es altamente probable que, debido a la globalización y la tecnología, se esté iniciando una nueva era cultural, una franca revolución cultural, como lo fueron el Humanismo, la Ilustración, o el Romanticismo. Nuestro sentimiento de la vida mutará, cambiarán las condiciones de la sensibilidad, mutará el ocio y el trabajo, encontraremos otro paradigma en nuestras relaciones sociales. Estas ineluctables novedades pueden ser vistas como una devastación bárbara y apocalíptica -mi punto de vista-, o bien como una conversión o metamorfosis positiva. Si entender es comparar, estoy deseando leer mi última (y cara) adquisición libresca: William M. Johnston, El genio austrohúngaro, KRK. La obra es una historia intelectual del Imperio de los Habsburgo, época audaz y cosmopolita de pensamiento. Fueron los primeros modernos y los primeros y aventajados posmodernos. Fueron sutiles perceptores de una decadencia. Fueron pensadores y artistas de frontera. Me gustaría entender la época mutante actual poniendo el foco en esa antigua (bulliciosa) época mutante. El libro tiene 1100 páginas. Ya babeo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s