Educación

La cultura y la educación son imponderables, temas capitales en cuanto a la mejor salud espiritual de una nación. A mejor equipamiento intelectual y cultural de demócrata per cápita mejor será la democracia como un todo. Y a la inversa también. Un país puede colapsar por exceso de mediocridades. Iglesias hizo una apología acrítica de la educación pública. Es típicamente ideológico el sesgo pública/privada. El eje sobre el que debe pivotar el debate es Calidad/ Sin Calidad. Y a partir de ese eje tenemos cuatro posibilidades lógicas:
(1) Pública de calidad y Privada de Calidad
(2) Pública de calidad y Privada sin calidad
(3) Pública sin calidad y Privada con calidad
(4) Pública sin calidad y Privada sin calidad
La política educativa de un país debe insistir encarecidamente en lograr (1) y evitar (4). Y debe haber un pacto estatal entre todos los partidos para alcanzar ese óptimo lógico. Lo otro es ideología, y, por cierto, de la peor calidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s