Rey emérito

PALABRAS PARA AL REY EMÉRITO. JE ACUSE.
Es usted gaseoso y consolidado en inopias. Su vida fue la fruslería y el rendirse a la fugacidad, la inmediatez, el latrocinio, la falta de exigencia, la ausencia de una corona moral, el desprecio al conocimiento y la virtud. Nació rey -el más hermoso destino- y se solazó en una astronómica -galáctica- mediocridad asumida, abajándose al lodazal de la cuadra de los cerdos. No supo aconsejar ni guiar. En algo de lo más vital de una nación, la patria, puso sus sucias manos. Se creyó más listo que nadie, inmune a sus pendencias. Creyó garantizada la eternidad y devino en charlatán crecepelos. Nunca asomaron en su liliputiense mente convicciones, ambición y rigor ético; sustituyó la virtud por una ridícula y risible ramplonería. No lega ni respeto, ni tolerancia, ni honradez, ni cultura. Despreció olímpicamente sus ventajas culturales (no así las financieras, eh pillín) Entreténgase con los balandros, los cochinillos, Tele 5 y las putas de lujo. Impío y sin piedad en el corazón, su egolatría morbosa le acusa. Fuiste un verdulero o bacaladero con suerte; espero te atufe el dolor a dinero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s