El viejo aristócrata, con un tono engolado, se dirige a la nación

EL VIEJO ARISTÓCRATA, CON UN TONO ENGOLADO, SE DIRIGE A LA NACIÓN
De “El falso aristócrata”
Antes, viéndoos deambular somnolientos por la galería,
hubiera dicho como Luis XIV, “Quitadme de ahí esos mamarrachos”;
damas canis linfáticas, burgomaestres grasientos y ricos,
maestros de escuela o profesores semianalfabetos con anteojeras,
patanes rechonchos y burdos de tienducha, de granja,
de comercio o taberna. Hosteleros ventrudos. Mentes New Age.
Pero ahora no puedo sino demandaros metamorfosis.
Una inédita actitud ceremoniosa, una armonía en el colorido,
un decorado interior de brocados y sutil estatuaria,
una habilidad para la composición del pensamiento.
Encerad los suelos y abrillantad las vidrieras!
De nada os servirán sentidos obtusos ni usar la lezna
para limar bagatelas. O vigor y faisán o la nada.
Si no espabiláis ni tendréis ya siquiera la burda vida del estómago.
El Poder se prepara para estabularos para el engorde raquítico
y que no mujáis. Luchad e indignaos como héroes de Miguel Ángel,
sonreíd y soñad como las mujeres de da Vinci,
mirad y contemplad como las vírgenes de Rafael.
Importa la acción momentánea y la estructura ulterior.
O faisán o nada. Estamos a un tris de que el pueblo perezca por su ignorancia.
El Poder es un mastín de odio y fuerzas brutas.
Primitivo y cruel nunca derogará sus privilegios.
O vigor, inteligencia, cultura y oro o la nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s