Fútbol

En los vestíbulos del Teatro Real de Madrid, como elemento decorativo, hay unos grabados permanentemente expuestos del gran Jaume Pla Pallejá. Complemento exquisito de una sesión melómana su virtud paciente, su lento arte alto y minucioso. Un vuelo de arte de longevidad dúctil, hermosa y anciana. Esto es civilización, y no la perorata futbolera, esos envases desechables, esa apoltronada medianía sin consistencia. Qué horror de pensamiento congelado de sofisma quebrado. Qué sentimentalismo de bazar oriental.

Fútbol: global content provider. Prosa de calcetín con hollín y alitosis. La vida es (debiera ser) poesía. El fútbol es marrullera prosa.

Un comentario sobre “Fútbol

  1. En el libro Perversiones: breve catálogo de parafilias ilustradas se habla de una nueva ahora con las redes sociales:
    La anortografofilia.
    Excitación al ver faltas de ortografía.
    No es broma. Debe ser algo cercano a la excitación que producen los barrios bajos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s