Belleza es destino

El que no llega a ver bellos colores o hermosos cuerpos, no es más desgraciado que el que carece del poder, de la magistratura o de la realeza. El desgraciado es el que no halla la belleza, solo la belleza; para obtenerla hay que dejar los reinos y el dominio de la tierra entera, del mar y del cielo; si, gracias a esa renuncia y a ese menosprecio, puede uno dirigirse a ella para contemplarla…

Plotino, Enéadas.

Todos poseemos la facultad de poseer la belleza, pero poco la usamos. Cerremos los ojos y miremos de manera no ordinaria. El recubrimiento de los objetos y los eventos en una sociedad industrial, invisibiliza su resplandor innato. Somos felices si percibimos la belleza, y desgraciados si experimentamos fealdad. Belleza es destino, belleza es el carácter del alma y los bosques, las lunas y la necesidad. No es retrógrada ni perversa la antigua convención artística de aprehender lo bello. Lo fútil y decadente es el Océano de la Fealdad, representada o pensada. El mundo es ahora universalmente feo, lo particular se recrea insistente y enfático en lo feo. La Belleza es la meta de un deseo natural. Lo que vemos no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s