Pensées del raptado en Estambul

person dropping paper on box

Cuando contemplo mi estado y la altura esta de mi vida, puedo decir al igual que Gibbon, y con el mismo Gibbon, que al observar la suerte común de los mortales , debo reconocer que he sacado un premio mayor en la lotería de la vida. La mayor parte del globo está cubierta de barbarie o esclavitud, y en el mundo civilizado las masas se condenan a la pobreza o la ignorancia. Nací en nación libre e ilustrada, en una familia rica, libre y honorable. Y, desde luego que soy rico, pues, frugalmente, mi ingreso todavía dobla mi gasto. Los veinte años que la ley de probabilidad me aseguren de vida los dedicaré al otium divinis o bien al otium cum dignitate, al cultivo de las letras y la extasiada contemplación de mis propiedades. También las pecuniarias. No olviden que soy propietario rural conservador gallego de origen catalán. Mi hacienda es mi biblioteca y mi soledad, la naturaleza y mi amada madre. Y a la hora de juzgar los libros mi criterio de peso y medida, mi criba de valoración y ponderación, es si la lectura me ha arrebatado el espíritu e inspirado sentimientos animosos y nobles. No se engañen, no hay otro. Por esa regla se sabe si algo es bueno y se debe a mano de arista o no.
Como colofón permítanme expresarles cálidas afectos de cariño, viniendo de alguien de carácter hosco e híspido. Los leo y admiro. Los leo y aprendo. Pero sepan asimismo que la soledad es mi destino, igual asimismo al destino de un rey. No teman nunca de los jamases estas escalofriantes palabras bíblicas ” Mis parientes me han fallado y me olvidan mis amigos más próximos. Los que moran en mi casa y mis esclavas me tienen por un extraño, les resulto un desconocido…A mi mujer le repugna mi aliento y mi hedor a mis propios hijos. Aun los chiquillos me desprecian y me escupen apenas me levanto. Mis íntimos me aborrecen y aquellos a quienes quería se vuelven contra mí” Esto atestiguaba el patriarca Job en el siglo III a.C. No teman nunca a la soledad. A veces es bueno cansado de tantas calumnias retirarse. Sean lo que quieran, no aquello que puedan. Y aférrense a lo mejor, jamás a lo peor. Ser solo es ser mayor.
Y un abrazo muy afectuoso.

Un comentario sobre “Pensées del raptado en Estambul

  1. Según el P. Lacunza y el P. Castellani, eruditos biblistas, las cuatro bestias vistas por el profeta Daniel son las cuatro grandes religiones falsas: El paganismo, el Mahometismo, el protestantismo y el filosofismo del XVIII; con sus hijos el liberalismo, el socialismo y el modernismo teológico que acabá con Roma, convirtiéndola en la Gran Ramera de Apocalipsis 17 con la que fornican los reyes de la tierra en orgía masónica con música New Age.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s