Nobleza obliga

woman sitting on sofa while looking at phone with laptop on lap

Si yo fuese un Fouché, y, en lugar de en mi exilio gallego, estuviera en Catalunya, entonces guardaría mis exquisitos vinos, los legajos y editios princeps de mi biblioteca, escondería las corbatas de seda y los trajes de marca, mercaría ropa de mercadillo, me dejaría trenzas de rastafari, y con un can al lado y una estelada al brazo aprendería los himnos de la consunción. Pero yo siempre fui más bien un Luis XVI, por lo que declaro el estado de excepción, me erijo en senador supremo y plenipotenciario, acumulo riquezas y enajeno lienzos y estatuas, y, cuando los somatents vengan a ajusticiarme, lentamente sacaré mi pañuelo bordado del bolsillo, sonreiré dulce e irónico, me humedeceré los labios, pediré una biblia Reina Valera, y obligaré al lacayo asesino a que copie las últimos versos fastuosos de mi epitafio plateado, que en cofre sapiencial se guardarán. Nobleza obliga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s