¿Por qué voto a partidos de derechas?

pexels-photo-1550337.jpeg
Photo by Element5 Digital on Pexels.com

Mi conservadurismo se basa en una idea del yo profundo, de la naturaleza humana profunda. La izquierda posmoderna pretende artificiosamente remozar el yo alienándolo de sus inclinaciones naturales, aquellas sedimentadas en lo más verdadero. Una sociedad resuelve sus conflictos con la asunción de nuestros deberes y derechos, y, en el proceso, adquirimos valor nosotros, adquieren valor los otros, y se modelan entonces nuestros apegos. El adanismo de la izquierda posmoderna no resuelve conflictos sino que los crea, exige derechos e, ingratamente, no corresponde con deberes, el valor de los otros o de uno mismo deviene instrumental, no un fin en sí mismo, y los apegos naturales se resquebrajan (veamos por ejemplo el caso de la familia) Con estos mimbres convengo contigo que el colapso es inevitable (y ya se percibe esto en nuestra actual sociedad psiquiatrizada)

Aquello a lo que estamos unidos y vinculados, heredado por la tradición, es lo que desearía que un político articulase e hiciese explícito, justo aquello que se vive de modo implícito en la vida ordinaria. Cada día reflexiono más sobre el legado de mis padres; el matrimonio como un voto de amor y fuente de crianza con su exigencia y renuncias, las necesarias apariencias frente a una sinceridad bestial, ingrata, e impúdica, la discreta tolerancia, el cultivo de uno mismo mediante la búsqueda del intelecto, la sensibilidad y la calidad, el amor a la belleza que expresa una sobrerrealidad divina y la censura al feísmo o las banales bellezas fáciles, el amor a la patria, la querencia a la religión y los absolutos, etc…Leyendo, por ejemplo, a Bukowski, percibimos la vida como la sopa de un pensionado lúgubre, de un color marrón fangoso, con tropezones como resecos cartílagos incomestibles. Esa utopía de dolor e hiel es la insoportable y demenciada promesa o ilusión izquierdista. Un manicomio de alcohólicos y drogadictos. Frente a ello el verum, bonum y pulchrum, porque el pasado es un recuerdo de lo noble y eficaz, un recordatorio incontestable de la naturaleza humana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s