Líneas escritas una mañana de otoño solitaria

Photo by Edoardo Tommasini on Pexels.com

¿Dulce es el sabor atronador y afilado de la discoteca?

Nuestra retorcida vida nocturna

desfigura las ideas bellas de las cosas;

la escuela del genio vibra en soledad,

el cortejar montañas escondido entre plantas,

el pálido crema de una nube alineada en el otoño;

bullicio que clasificas y ordenas para disecar.

Noche, trae a mi cama

el corazón rubio del pájaro,

la guirnalda de soledades

repletas de honor y calma.

En el baile crecen ojos que miran para despedazar.

La carne contiene el esqueleto y el alma contiene la carne.

Despojado de palabras y sexo pienso en San Agustín:

In interiore homine habitat veritas.

Rueda el zapato en la pista manchado de carmín.

Late la historia en los cuerpos acariciados, saciados, enlazados.

Aroma el café mi casa en la ladera de la aldea.

En las profundidades de la Visión mi modesta y limpia cabaña.

¡Buenos días! ¡Qué buen día hace hoy para quererse!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s