Diario de un esquizofrénico 60

El fútbol es anencefálico y gubernativo. Si los combates de gladiadores eran horribles y degradantes, con el placer de gozar viendo matar, donde se disfrutaba con el espectáculo de matar por matar, el fútbol cuánto menos es pernicioso para la mente de Sócrates, Catón, Lelio y mía, que busco el retiro y conmigo mismo ya me basto.

Qué se debe evitar ante todo, se preguntaba Séneca: la multitud, respondía. Multitudo non sequendam, dijo Horacio ¿Diremos al acabar la final «Huius operis compositio ingeniosa est, pura, dilucida, numerosa, simplex, apta, distincta, peromata, dulcís, elegans, non vulgaribus, non fucatis, sed electis et propriis verbis exculta, praevalidis contexto membris, etfirmioribus nervis compacta.», o, más bien, «árbitro capullo y cabrón»?

El fútbol es el nuevo anfiteatro de 22 analfabetos «bestiarii» con vidas de nuevos ricos horteras. La hez y pedorreta de la España tatuada.

La multitud se debe apartar del alma. Compartir el carácter, sentir e ímpetu de la mayoría solo significa rebajarse. Yo no imito ni odio al vulgo. No lo imito porque en él abundan defectos, abyecciones y tonterías; no lo odio, porque el hecho que la inmensa mayoría sean diferentes a mí me resulta indiferente, e incluso sé que es normal (lo anormal sería lo contrario; que el vulgo espeso y municipal fuera liviano o delgado y ducal)

Mi doctrina la resumió Demócrito: «Para mí son suficientes unos pocos, es suficiente uno solo y suficiente ninguno»

Traigo a la memoria a Séneca: «Con todo, ¿cuál ha de ser la vida del sabio, si queda sin amigos, metido en prisión, o abandonado entre gente extraña, o detenido en una larga travesía, o arrojado a una playa desierta? Cual es la de Júpiter, cuando destruido el mundo, confundidos los dioses en uno, quedando poco a poco inactiva la naturaleza, se recoge en sí mismo entregado a sus pensamientos. Algo similar hace el sabio: se concentra en sí mismo, vive para sí»

Si hoy no pueden o no quieren ver el Madrid-Barcelona, siempre pueden, en lugar de ver el partido, pensar o meditar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s