Castillo interior y profecía

apps blur button close up

Desearía escribir una actitud y una profecía.
Sobre lo primero recordar las palabras de Santa Teresa cuando nos insta a construir una fortaleza o castillo interior inexpugnable respecto a los vientos torvos y congeladas olas del exterior. Si en tu alma construyes esa amorosa celda ni fuertes ni fronteras lograrán conquistarte, y serás invulnerable a las agrias mudanzas y alocados cambios del mundo. A ese castillo ningún ejército puede conquistarlo o derribarlo o derrocarlo. Les deseo la bienaventuranza de que consigan refugiarse en esa morada interior, donde solo acompaña la alegría y el alunado jolgorio divino.
La profecía es de otro orden más sociológico. Desde mi perspectiva de habitante de una aldea en la profunda Galicia, pero habiendo vivido años antes en grandes ciudades, predigo un futuro no muy lejano donde la alta cultura habrá desaparecido del escenario social, donde nadie leerá libros merced a las distracciones de los ingenios electrónicos, y asimismo la instauración de una era de oralidad ilustrada con imágenes ocupando el cetro del rey. Se generalizarán planetariamente los deportes y el turismo y el sexo; Europa concretamente se convertirá en un parque de atracciones como una especie de Disneyworld, pero con buena gastronomía y museos pintorescos que solo enseñarán pintura de vanguardia y las salas más exitosas serán las que expongan cine. Además del cine, en los museos entrarán los fogones y los hornillos, el vestido, las estrellas del videojuego y la música rock, los raperos y la música electrónica. Se legalizará la droga y su consumo regulado estatalmente será barato, irreflexivo y universal. En lo político existirá una élite ,más o menos un 1% de la población, conformada por ingenieros, matemáticos e informáticos, que diseñarán el presente y el futuro. Serán los zares de la época y despreciarán la democracia. Un tercio del resto de la población vivirá económicamente desahogado aunque su espíritu sea muy romo y muy bajo. Tendrán trabajo y dinero, pero carecerán de alma y sabiduría, de calidad y vértigo frente a la altura. Dos tercios de los hombres del planeta serán subsidiados con una renta básica que en puridad rozará el límite de la sobrevivencia. Cinco o seis siglos después de esta época tan oscura sucederá un renacimiento carolingio, por decirlo así. Los que tuvieron que morar siglos en las catacumbas tomarán la Bastilla. Hasta llegar a ese fausto futuro yo ya no salgo de mi cápsula o castillo interior. La radiactividad real o simbólica no quiero que melancolice más mi espíritu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s