Ideología de género y ciencia

closeup photo of smiling woman wearing blue denim jacket

La ideología de género, pretender que el sexo no es algo biológico y natural que provoca o causa algunas diferencias, sino un mero constructo social es una mala excrecencia de la filosofía francesa más irracional y, merced al apoyo de la UNESCO, un proyecto nefasto de ingeniería social. Que hable la razón ante tanta nebulosa emocional:

-Los hombres y las mujeres se diferencian cromosómicamente, en su aparato genital y en su conducta reproductiva. Se diferencian, también, por ejemplo, en su fuerza muscular y en la velocidad en la que corren. Los hombres tienen al menos diez veces más testosterona que las mujeres, por lo que sus músculos son más potentes, su capacidad respiratoria es mayor, poseen un diez por ciento más de hemoglobina en la sangre y tienen mayor capacidad anaerobia, siendo capaces de generar mucha energía sin respirar durante un momento, lo que les permite correr más al esprint. Hace muchos años que en las carreras de los Juegos Olímpicos los corredores masculinos son entre un 10 y un 11 por 100 superiores a sus colegas femeninos. El decalaje de velocidad entre ambos sexos (si no hay dopping) es siempre un clásico 11%.

-Las diferencias de cerebro entre hombres y mujeres también afectan a sus capacidades cognitivas. Las diversas tendencias congénitas se aprecian fácilmente en la relación infantil con los juguetes. Muchísimas observaciones y experimentos muestran que niños y niñas seleccionan juguetes distintos. Balones, armas, coches y grúas ellos, mientras que las niñas prefieren muñecas y juegos tranquilos. Otra diferencia congénita se refiere a las tendencias sociales. Las niñas de un año pasan más tiempo mirando a su madre que los niños de la misma edad. Si se les ofrece una película que muestra un coche o bien una cara, ellas prefieren la cara, ellos el coche. Las diferencias intelectuales no afectan al IQ general, somos ambos en general igual de inteligentes. Pero llevamos de diversa forma las tareas cognitivas. Sin hablar de casos particulares sino de un promedio estadístico los hombres somos mejores en razonamiento espacial y matemático, las mujeres en razonamiento y fluidez lingüística. Asimismo las mujeres en los test también sacan mejor puntuación en velocidad perceptual. Asimismo los hombres tienen, por naturaleza, una mayor tendencia a enfermar de depresión.

 

El honor talibán, el burka, la idea bíblica de sumisión de la hembra al varón, los amores violentos por parte de tipejos asquerosos y de un machismo repugnante, son todo lacras. Como lo son que no se realicen las mujeres profesional y económicamente. Pero las fantasías anticientíficas de la ideología de género, su lucha de género contra el hombre, sus fantasías compensatorias, son una prueba de la irracionalidad de la época. Las mujeres han sido históricamente sojuzgadas. Quitarse el estigma de la opresión mediante el conocimiento fiable es la única salida. Mediante el conocimiento objetivo y contrastado, no con filosofemas borrosos. ¡Feliz día tengan mis lectoras!

Un comentario sobre “Ideología de género y ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s