Extravagantes

Photo by Cleyton Ewerton on Pexels.com

Ah el pulpo mecánico de los extravagantes victorianos.

Este siglo infausto los cambió por locos y delincuentes.

Aquellos espíritus tenían acacias desmaquilladas,

una diadema pirotécnica dentro de sí.

Hoy vemos enjambres sin oídos, despojos de ketchup,

palabras incapaces de enhebrar profecías.

Paséate dama de lino con el cocodrilo atado a tu cuerda;

con tu opulento gesto ridiculizas nuestras paupérrimas jaulas.

Lo exquisito es embalsamar nombres en análisis de luz.

La legítima rareza es un divino rayo gamma en la mente.

De lo común -dilo ya, mediocre escritor- tengo demasiada poca estima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s