Hípsters o modernos

Ingresar en la cultura indie o hípster requiere un esfuerzo intelectual increíblemente menguado. Yo soy "uncool", pero inteligente de verdad, sin tontas vanidades juveniles ni irreales elitismos o infundados sentimientos de superioridad. Mi patrimonio son mis lecturas, mi apreciación honesta de los placeres difíciles pero también el disfrute consciente y libre de los placeres sencillos… Sigue leyendo Hípsters o modernos

El decoro

A mi padre le incomodaba sobremanera la dimensión impúdica de mi personalidad. Le replicaba que, aunque pragmáticamente sabía de mi fracaso como escritor, necesitaba manifestarme, publicitar o expresar mi vida privada. En estos tiempos donde todos alimentamos un populismo exhibicionista virtual, admiro su gesto deliciosamente chapado a la antigua. Lo emotivo y lo testimonial se… Sigue leyendo El decoro

Ametrallar las guarderías

Estoy concomitando, concatenando, conbesando el grana de la flauta tocuyana, el hálito de la adolescente caucasiana. Estoy consumando, obnubilando, copensando el grana de la serpiente sulfurana, el cerrojo de malaquita de la marihuana.   Truffaut murió cuando más lo necesitábamos y tú no me quieres. Lunas ignígugas adosan la tardanza. O me amas o ametralleo… Sigue leyendo Ametrallar las guarderías

¿Por qué voto a partidos de derechas?

Mi conservadurismo se basa en una idea del yo profundo, de la naturaleza humana profunda. La izquierda posmoderna pretende artificiosamente remozar el yo alienándolo de sus inclinaciones naturales, aquellas sedimentadas en lo más verdadero. Una sociedad resuelve sus conflictos con la asunción de nuestros deberes y derechos, y, en el proceso, adquirimos valor nosotros, adquieren… Sigue leyendo ¿Por qué voto a partidos de derechas?

Lujo mental

Rechazo a los que rechazan las interpretaciones jerárquicas y moralistas de las vivencias hedonistas. La sensibilidad ante el placer de la telebasura o de una hamburguesa de McDonald´s es cualitativamente distinta a un párrafo de Platón o unas angulas con merluza. La distinción siempre consistió en evitar los placeres groseros. Un placer sin sofisticación siempre… Sigue leyendo Lujo mental

Hedonismo

Juegos, bailes, fiestas, orgías, placeres, curiosidad de la carne y energía del desenfreno, estaban en las sociedades tradicionales regulados y circunscritos a ritos de paso y fechas determinadas. La sociedad de consumo capitalista los puso en un incesante movimiento perpetuo, sirviendo de paliativo a las frustraciones y actuando como un sucedáneo a la dificultad o… Sigue leyendo Hedonismo

Los 40 principales

Estuve escuchando los 40 principales. Melodías rústicas resueltas en un fraseo rutinario y adaptable a cualquier contexto, letras de sentimentalidad kitch sonrojante y bochornosa, música que no permite sino evita el conocimiento moral y el incremento emocional, música rítmica coribántica de flujo y reflujo caótico y sin dirección. Una estética que en lugar de elaboradas… Sigue leyendo Los 40 principales